La sorprendente historia de Maisy

Siempre estamos pendientes de que nuestro perro, no coja nada del suelo. No solo en la calle nuestros perros se comen las servilletas, güitos u otras cosas que la gente tira. También, en casa hay que estar atentos pues si se te cae un calcetín,  un papel… se lo comen o destrozan  en un pispás. Kitty ha destrozado un montón de peluches, ha roto pelotas y papel que se cae, papel

Continúa leyendo