Se reencuentra con su perra

Cuando Kate Griffin era pequeña su familia adoptó a una perra llamada Cami,  juguetona y simpática, era la mejor amiga de sus pequeñas humanas. Después de 5 años, los padres de Kate se divorciaron y decidieron regalar a la perra para que tuviera un hogar estable, para que no estuviera yendo y viniendo entre una casa y otra. Para Kate y su hermana fue el día más triste de sus

Continúa leyendo