El pastor alemán, un fiel guardián

Es el perro por excelencia que ayuda a la Guardia Civil, a la Policía, a los bomberos, etc., pero no por ello penséis que se trata de un perro agresivo. Todo lo contrario.
El pastor alemán es un perro noble e inteligente, familiar, fácil de adiestrar, fiel y muy atlético. Por ello es un perro policía. De hecho, fue el primer perro lazarillo. Desde el momento en que entra en casa, se preocupa por quienes le rodean. Así se lo dicta su instinto protector. Estos perros tienen pasión por sus dueños. Eso sí, con extraños… se toman su tiempo, aunque si ven que su amo se lleva bien con esa persona, él también estará dispuesto a ser su amigo.