Mis mascotas

Gatos

13ago 13

Angora en verano es algo inhumano

ferny2

Ser gato de angora y vivir el verano son términos incompatibles. Para que nos entendamos, el agua y el aceite no se pueden mezclar, ¿no? Pues con esto pasa lo mismo.

 

Menudos mesecitos de calor que llevo… ¡he llegado incluso a dormir en el suelo del baño, estirado como una alfombra! Ahora parece que está bajando un poco el calor y aprovecho para volver a mi cunita con mi hermanita Perfidita, pero tampoco es la gran cosa.

 

Os preguntaréis por qué monto este show habiendo nacido en el Caribe… ¡Pues porque reniego, yo soy asturiano! ¡Y en Asturias hace frío y llueve! ¿O creéis que los prados verdes son así porque los pintamos? Yo soy un chicarrón del norte y me gusta tener que abrazar a Perfidita para darnos calorcito, no despatarrarme en las baldosas, ¡que no son sitio para un gato de mi categoría!

 

Otra desventaja horrible del verano son las moscas. ¡Tenemos el salón lleno! Es abrir la ventana y aparece un ciento. Afortunadamente, por el resto de la casa ya es improbable verlas, pero el salón les encanta y es un no parar, porque tienes que estar todo el rato matamoscas en mano. Además, parece que están rabiadas y muerden que Mamita pega cada salto que parece un canguro con el Baile de San Vito.

 

Aquí no merece la pena tener aire acondicionado porque el calor insoportable dura un suspiro, por lo que hay que abrir la ventana y para qué queremos más. Así que si la cerramos nos asamos y si hacemos justo lo contrario… ¡invasión!

 

Yo paso bastante de las moscas, pero Perfidita de vez en cuando salta hacia ellas. Eso sí, ¡no cazamos ni una! Mamita nos cuenta que su difunto gato Jean tenía una habilidad pasmosa para ello. De pequeño, cuando las veía volar le daba dentera, pero de adulto las pillaba al vuelo y además se las comía. ¡Tal cual!

 

Debéis perdonar mi falta de actividad en época estival, lo que pasa es que con estos calores no estaba yo para encender el ordenador materno, ¡qué no desprende frío precisamente!

 

Espero que os esté yendo muy bien el verano y hayáis disfrutado de unas buenas vacaciones.

 

¡Chocada de patas!

Seguir leyendo
29jun 13

El colmo de Phi

Phi

Phi

Phillipe es mi primo y mi mejor amigo.

Ahora caigo en la cuenta de que no os he hablado de él y, la verdad, es que no sé por qué. Phillipe nació en San Cristóbal, República Dominicana, hace siete años y medio. Fue mi primer amigo y el mejor, aunque no el primer animal que conocí. Lo que pasa es que los anteriores no me entraron por el ojo y casi termino con ellos a zarpazos.

Phi es un lhasa apso y tiene mis mismos colores, blanco y marrón. Sus aficiones son creerse humano, recibir mimos, jugar con huesos para perros y con muñecos en general e ir de excursión al bosque.

Al contrario que Ramón, mi perro, no es celoso ni envidioso ni tampoco se lleva mal con el resto de perros machos.

Ha viajado en motoconcho, vivido en Bélgica y Holanda y lucido diferentes modelos de ropa para perros. Cuando hace calor, mi madrina lo esquila cual oveja y a veces lo deja ridículo. ¡El pobre ni quiere salir a la calle en esos momentos! En mi casa todos los veranos hablan de pelar también a Ramón, pero al final nunca lo hacen. Yo considero que sería algo horrible, porque Ramón es un híbrido de diferentes animales y quedaría hecho un cuadro. De todas formas, si este año mi familia cumple su amenaza, ¡seré en primero en subir foto!

Phi está esterilizado igual que yo, por lo que el mundo se quedará sin la perpetuación de nuestros bellos genes. Nuestras madres consideran que hay demasiadas camadas indeseadas como para exponerse a que se engendren más. Sin embargo, como inconveniente de la castración, me ha parecido escuchar a mi madre que Phi está gordísimo, aunque no sé si será por éso o porque se come todo lo que se le pone delante, sencillamente.

En los tiempos en que Phi vivía en Holanda, en su casita de cuento de hadas había escaleras de madera y él las subía corriendo, pero luego no sabía bajarlas y si un humano no lo hacía con él en brazos, se tenía que quedar arriba. Por aquellas tierras hizo un amigo, un gato naranja llamado Jaap, propiedad de su vecino. Mi madre opina que los gatos holandeses son más grandes que los españoles y dominicanos y siempre pone a Jaap como ejemplo de esta extraña teoría.

¡Chocada de patas!

PS: El 1 de julio cumplo 3 años, ¡se aceptan todo tipo de regalos!

Seguir leyendo
12jun 13

¡Solo en casa!

fernyalone

Lectoras y lectores, en realidad el título de esta entrada no corresponde completamente a la realidad, porque Perfidita y yo nos encontramos bajo el cuidado de nuestra abuela.

Mamita se ha ido a recorrer el mundo por motivos que no vienen al caso y sé que nos está echando de menos -especialmente a mí- como si llevara un año sin vernos.

Ella me preguntó antes de partir:

-Ferny, ¿quieres volver a tus orígenes?

-¡No! ¡Yo soy español! ¡Asturiano! Donde estén los frixuelos, el arroz con leche, la fabada y la sidra que se quite todo lo demás.

-Bueno, como quieras…

Y así me he quedado en casa. A Perfidita ni siquiera se lo preguntó, aunque ella ni se inmuta sea llevada a dónde sea llevada. Lo único que no le gusta es ir en coche, porque el ruido del motor le da miedo y empieza a maullar con esa voz de camionera afónica que la madre naturaleza le ha dado. Pero tú la llevas en brazos por la calle, la tienes en brazos en la terraza de un bar o la sacas con correa y la tía ni pestañea. Yo, en cambio, soy harina de otro costal.

El tiempo en Asturias es un desastre, aquí no ha habido verano. Hoy, sin embargo, hace un sol de justicia y nosotros aprovechamos para tomarlo en la ventana del salón y dormir más a gustito nuestra siesta de nueve horas.

Pero en Santo Domingo no es mejor. ¡El mundo está loco! Mamita me contó que por Centro Europa la temperatura estaba altísima, pero que en la patria de Sánchez, Duarte y Mella lleva lloviendo por lo menos, por lo menos… desde que ella y mi madrina pusieron un pie en el aeropuerto. Así que calculo que volverá del Caribe más blanca de lo que se fue, aunque su cometido no fuera ir a tostarse bajo las palmeras, pero creo que en algún momento sí se quería escapar un rato a ligar bronceado para luego conquistar más todavía a mi padre.

En fin, que ya me he cansado de escribir tanto y además ahora le tengo que pasar al texto el corrector, porque Mamita no está y RO ESQUIBO ASÍ ORIGINARIAMENTE.

¡Chocada de patas con pelos largos!

 

Seguir leyendo
29may 13

Más empujones y menos vacaciones

minimonstruodelcoton

He descubierto que tengo una nueva afición: tirar a Perfidita por la ventana.

Cada vez que se asoma al sol, le meto un empujón y se cae mientras pone una cara de velocidad que hace que me parta y me tronche.

Antes de que nadie se escandalice, puntualizo que vivimos en una planta baja y que tenemos jardín, por lo que Perfidita siempre amortiza.

Un par de veces, mi abuela presenció la acción y salió corriendo despavorida a buscarla. Por ello, he aprendido a empujar a Perfidita con más disimulo, cerciorándome de que no hubiera testigos. Ahora, mi madre la echa en falta y al asomarse, ve un bulto blanco entre claveles y geranios.

Cada vez que es rescatada, Perfidita miaga con voz de gata victimista, para que se sepa bien que está harta de mis embestidas.

Menuda gata más mimosa, en vez de tomárselo con buen humor y aprovechar para pasear por la calle, se queda inmóvil lloriqueando en el jardín para que la rescaten. ¡Yo no la entiendo!

Mamita se trae algo entre manos. No deja de comprar cosas ni de hablar de maletas. El otro día la escuché hablar con mi madrina algo de un viaje, por lo que entiendo que van a ir a alguna parte.

A mí no me gusta salir de Asturias. Como aquí, no se está en ningún sitio y los gatos tenemos mucha comida típica para robar. ¿Para qué queremos más? Además, hay verdes campos por los que los gatos podemos correr. No sé por qué mi madre es tan dada a ir a otros sitios, si además odia los aviones porque dice que se aburre mucho en los viajes y cuando viene de países tropicales inmediatamente le da un gripazo. Que yo no quiero decir nada, pero este año ya lleva dos y con 29 años no es una mujer joven para jugar con la salud.

Así que, los que no tengáis la suerte de vivir en la Costa Verde, si tenéis pensado cogeros unos días este verano, ¡venid a Asturias! Tenemos verdes campos, playas, montañas, sidra, fabada, arroz con leche, frixuelos… ¡El paraíso!

¡Chocada de patas de angora!

Seguir leyendo
12may 13

Adiós a Pimpón aunque nos duela un montón

pimponcio

Pimpón ha muerto, palmado, estirado la pata. Y ahora, lectores y lectoras, os preguntareis: ¿quién es Pimpón?

Pimpón era mi tortugo. Según mi madre tenía trece años, pero Cris, la amiga que se lo regaló, asegura que contaba con nada menos que quince. Y éso para una tortuga de esas que compráis por ahí y se os mueren a las dos semanas es un gran triunfo. Pero es que mi madre es muy buena madre y ese bicho vivía a cuerpo de rey.

No era un tortugo normal. Cuando lo soltábamos, que era casi siempre, se pateaba la casa entera en cinco minutos. El que diga que las tortugas son lentas es porque no conoció a Pimpón.

Tenía una boca como un buzón de correos. Por el invierno hibernaba y en verano comía como si no fuera a haber mañana.

Cuando Perfidita era pequeña, lo perseguía y se subía encima suya. ¡Estaban la mar de graciosos!

Mamita ha llorado mucho. Mi padre, que no tiene sentimientos, al escucharla decir que se había muerto el tortugo estalló de risas. Él dice que no se rió de Pimpón, sino de mi madre diciendo que Pimpón había muerto, pero yo no sé qué creerme.

Además, luego fue muy simpático, y en mitad del ascensor le dijo a Mamita en toda su cara: “Tortuga, tortuga, tortuga. Ferny, Ferny, ¡Ferny va a ser el próximo!”. ¡Imaginaos la gracia que me hizo al enterarme! Mi propio padre es un graciosillo barato. ¡Qué ofensa!

Pimpón fue sepultado en un entierro precioso en el jardín, entre flores, dentro de una cajita negra con su nombre. Mamita no quiere tener más tortugas, porque sabe que ninguna será como él: sin miedo a nada.

No perdono a la muerte enamorada, no perdono a la vida desatenta, no perdono a la tierra ni a la nada.

Chocada de patas.

Seguir leyendo
04may 13

Quien con cobayas duerme apestando se levanta

rhada

Lectores y lectoras, al fin ha llegado el momento de hablaros sobre Rhadamés. Rhada es mi cobaya, tiene dos años y hace uno que lo adoptamos. Llegó desde Madrid, víctima de un desahucio. Tristemente, el resto de sus compañeros terminaron en manos de criadores, pero a él lo salvamos y desde esa fecha mora en mi domicilio.

Se trata de una mezcla entre rata y conejo con costumbres tan extrañas como ponerse a hablar solo a voces día sí y día también a las 4 am. Si le cepillas las melenas, no duda en chillar como si lo estuvieras torturando, que miedo nos da que cualquier día los vecinos llamen a la policía por su culpa, por su culpa y por su gran culpa.

Resulta que el otro día mi abuela tuvo a bien cogerme en brazos, exclamando a continuación: “¡Hay que ver lo mal que huele este gato! Ferny, ¿se puede saber dónde te has metido?”. El enigma se resolvió cuando, un rato después, me sorprendió durmiendo la siesta dentro de la jaula de Rhada, en su compañía.

Rhada hace popó como una cabra, así que por mucho que le limpies la jaula, siempre te encontrarás con un puñado de regalitos que nuestra rata fabrica a ritmo vertiginoso. Yo, extrañando a Perfidita, que con la convalecencia estaba descansando en otro cuarto, me puse cariñoso y decidí hacer siesta junto a Rhadamés. Pero claro, me tumbé sobre su paja defecada y salí de allí apestando a estiércol.

perfi3mayo13

Para los interesados en el estado de mi hermanita Perfidita, os diré que el lunes, después de once días de la histerectomía, le quitaron los puntos. El martes no tuvo mejor idea que pasar su áspera lengua por la cicatriz, aún tiernita, abriéndosela un poco. Mamita corrió al vete como alma que lleva el demonio y allí le inyectaron antobiótico y ahora le tienen que aplicar diariamente una pomada cicactrizante y está tomando antibióticos en pastillas mañana y noche. Ya está mucho mejor, pero no nos fiamos de quitarle el collar isabelino, del cual ella está harta, pareciendo además una lámpara.

Chocada de patas.

Seguir leyendo
24abr 13

Esterilización femenina, necesaria y muy cansina

La convalecencia

La convalecencia

El inevitable momento llegó y mi hermanita Perfidita fue esterilizada. Ella no quería, pero eso poco importó porque Mamita abrió el transportín, invitándola a entrar y el jueves 18 la llevó a ver a nuestro vete.

Por la tarde volvió, provista de collar isabelino, algo sedada todavía y con una cicatriz de pirata patapalo. No estaba muy contenta, porque entre sus planes estaba el formar una familia con Umpa Lumpa, pero el gato propone y el humano dispone, así que, como dice el anuncio de la tele: “si Umpa Lumpa y Perfidita no pueden tener hijos, los adoptarán”.

En nuestro círculo gatuno, sólo faltaba ella en pasar por el quirófano, porque Umpa, Carlitos, Forlán, Aayla, Sambita, Galia, Malaúva… ¡todos!, ya hemos vivido la experiencia. Y la verdad, es que uno se siente luego de vicio, porque ni se pasa mal por los celos, ni se es tan propenso a tumores.

El lunes le quitarán los puntos y con lo presumida que es, lo único que le preocupa es que no le quede cicatriz. El vete le dice que como tiene antepasados angora turcos, los pelos semilargos de la tripa le disimularán cualquier imperfección, pero con lo coqueta que es mi hermanita me temo que no le convence ese argumento.

Es cierto que la esterilización de los machos es mucho más sencilla. Yo a los cinco días de mi intervención ya estaba perfecto, pero la pobre aún sigue con el isabelino porque si se lo quitas va directa a lavarse la tripa. Mi madre a veces se compadece de ella, pero no le puede quitar el ojo porque enseguida saca la lengua, así que tiene que andar con mil ojos durante el ratito en que la deja sin isabelino.

Verla así nos da mucha pena. Durante la intervención Mamita estaba muy decaída, sintiéndose mal, aunque ella sabe muy bien que es lo mejor, pero nosotros somos sus hijos y no puede evitar sufrir por cualquier cosa que nos pase, aunque sea para nuestro beneficio.

Si la gente se concientiza y hace con sus gatos lo mismo que mi madre y que los padres del resto de gatos de mi pandilla, se reducirá la súperpoblación felina, desaparecerán las camadas indeseadas y por fin dejaremos de ver a gatitos heridos y desvalidos vagando a su suerte. Aunque vuestro gato no salga de casa, es un beneficio para él. ¡Esteriliza!

Chocada de patas.

 

 

Seguir leyendo
11abr 13

Angora turco premiado y en el teatro incursionado

En mis momentos de intelectual, que son todos

En mis momentos de intelectual, que son todos

Las madres de los blogs están que tiran la casa por la ventana. Amagic Mother, una amiga de Mamita, me ha concedido Premio Gato:

Premio Gato

Premio Gato

Como penitencia, debo responder a unas sencillas preguntas sobre mí:

Edad: 2 años y 9 meses

Horóscopo: Cáncer

¿Dulce o salado?: El salmón está salado…

¿Hobby?: Dormir, bloguear, chinchar a mis enemigos, jugar con mi hermanita, estar con mi madre.

¿Qué te inspiró para hacer el blog?: Saber que si gatos como Umpa Lumpa o Carlitos tenían blogs propios, un angora turco como yo, que estoy a una distancia descomunal de ese par, desentonaba posteando sólo de vez en cuando en el blog de mi madre. Eso me hizo entender que ya necesitaba mi propio espacio para brillar con luz propia.

¿Eres un profesional del mundo del maquillaje o de la moda? Como crítico sí, pero yo soy de la creencia de que menos es más. Prefiero lucir natural y no me gusta ir muy vestido, como mucho a veces llevo algún collar.

¿Tienes canal de Youtube? Sí, éste: http://www.youtube.com/user/OpinionesIncorrectas?feature=mhee

¿Tu canal favorito de Youtube o blog de maquillaje y nail art? No me interesan esas disciplinas, soy más de temas gatunos y animalísticos.

Tu perfume favorito: Todo el que huela a fresa.

Un básico de maquillaje sin el que no podrías salir: Yo no puedo salir porque soy un gato de casa.

(http://amagicmother.blogspot.com.es/2013/04/premios-31-32-y-33.html)

¡Pero ésto no es todo! Mi Álter Ego, otra madre de los blogs, ha escrito una obra de teatro en la que participo. Aquí os la dejo:

Jorge Javier Vázquez- Tenemos hoy en el plató de Sálvame al famoso Umpa Lumpa, que ha salido últimamente a la palestra realizando duras acusaciones contra Ferny en lo que parece ser un terrible caso de acoso. Buenas noches, Umpa Lumpa.
Umpa Lumpa- Pues sí, Jorge Javier. Es muy duro para mí tener que admitir esto. Al principio todo empezó como un juego inocente pero últimamente estoy siendo víctima de un acoso y derribo constante que ya no hay cuerpo que lo resista.
Jorge Javier Vázquez- ¿En qué consiste exactamente el acoso?
Umpa Lumpa- Básicamente, en desprestigiarme frente a mis fans haciendo ver que soy un gato callejero, sin raza y sin ningún tipo de clase. Pues te voy a decir una cosa: A lo mejor yo no soy un angora turco y lo mismo no vengo de alta cuna pero la clase se demuestra, y andar desprestigiando al resto de felinos no habla bien de ti. Clasista, que eres un clasista. (Aplausos enfervorizados del público).
Jorge Javier Vázquez- Para arrojar algo de luz sobre este tema, contamos también con la presencia del propio Ferny y de testigos presenciales de los hechos. Buenas noches a todos. Ferny, ¿qué sucede exactamente?
Ferny- Toro lo que puera desir este gato mugroso es una falasia. Yo sólo hago ver verdades como puños. Es sierto que vengo de alta cuna y si a él no le gusta es porque es un envirioso. Ya le gustaría tener un rabo tan peludo como el mío.
Galia- Di que sí, Ferny. Machácale bien machacado, que me tiene harta. A ver si deja de venir una temporada a la casita de la Sierra, que siempre viene a romper mi rutina y a hacerme la vida imposible.
Carlitos- Galia, tú no te metas, que no tienes ni idea de lo que es tener que soportar el olor a pies de Ferny. Que será de muy alta cuna pero hay que ver cómo le cantan los pinreles.
Perfidita- ¡¡¡Con mi hermanito no te metas!!! No es cierto que le huelan los pies. Él es muy limpito, sí. Lo quiero mucho, sí.
Ferny- Grasias, hermanita pero no re bajes a su nivel. Ellos no saben lo que es ser gatos finos como nosotros.
Umpa Lumpa- No, si desde luego, Dios los cría y ellos se juntan. Y ve a un logopeda de una buena vez, que no se te entiende nada.
Ferny- ¡¡¡Re voy a meter un sarpaso que re va a faltar sielo para dar vueltas!!!
Perfidita- Yo te ayudo, sí.
Galia- Esperadme, que voy.
Carlitos- ¡¡¡Te huelen los pies!!!
Ferny- ¿A que rú rambién cobras?
Jorge Javier Vázquez- A ver, haya paz, que esto se os está yendo de las zarpas. Forlán, ¿tú qué opinas al respecto?
Forlán- ¿Eh? ¿Qué? Ah, no sé. Me había dormido…
Como veis, ya he hecho mis primeros pinitos en el teatro. Soy periodista, escritor, actor… ¡todo un talento! Cualquier día me dan un Príncipe de Asturias o un Nobel.
Chocada de patas.
Seguir leyendo
09abr 13

Con ladronas en celo yo me tiro de los pelos

perfi9abril2013

Señores y señoras, lectores y lectoras, aquí va una nueva entrada hablando de mi hermanita.

Como algunos sabéis, otros no porque yo no lo he contado en este blog, mi abuela lleva puesto un marcapasos que va a pilas que se cambian cada seis años aproximadamente. Es una mujer mayor de 65 años nada menos -yo no conozco a ningún angora turco de tan avanzada edad- y como tal toma pastillas para el corazón.

En la mesa del salón tenemos una bandeja donde podemos ver crema de manos, limas y los medicamentos de mi abuelita.

El otro día, llegó de la farmacia y depositó la bolsita con sus pastillas en la bandeja y cuando fue a por ellas, se encontró el sitio. No era muy difícil averiguar quien había sido, porque Perfidita sólo tiene que ver una bolsa o un muñeco para llevárselo en la boca. Lo peor es que no pudimos encontrar dónde había dejado su botín. No quedó en casa un solo lugar en el que mirar, pero nadie pudo localizar la bolsa ni las pastillas.

A la mañana siguiente, mi pobre abuela tuvo que volver al médico a que se las recetara de nuevo, explicándole que en casa vive una gata robona de un año de edad, y fue otra vez a buscarlas a la farmacia.

La diferencia es que ahora mi abuela ha espabilado y es más astuta. Ha metido todos sus medicamentos dentro de una fundita amarilla de plástico duro y por mucho que pretenda Perfidita, no va a poder perpetrar un nuevo robo.

Ahora está de nuevo en celo, se mueve sugerente y hace maulliditos, pero yo no le hago ni caso. En casa dicen que a ellos no les molesta, ¡pero a mí sí! La tengo que aguantar, dormir con ella, jugar juntos… ¡a ver si la esterilizan de una vez para que no se ponga tan pesada! Con la cosa de que no sale y de que sus celos son casi imperceptibles, aquí no hay ningún valiente que le eche mano y se la lleve a nuestro vete de confianza -que es el mejor del mundo mundial- para que, al igual que a mí me quitó la carrera de padre, a ella la deje más vacía que el cerebro de Umpa Lumpa.

Chocada de patas.

Seguir leyendo
29mar 13

Vivir con un perro es terminar como un cencerro

Lectores y lectoras, vengo a presentaros a Ramón. ¿Cómo es el perro de un angora turco? Pues ahora os lo cuento.

Primer plano del perro quejica

Primer plano del perro quejica

Cuando me vine a vivir a España y aterricé en mi casa, él ya estaba aquí. Concretamente, este verano cumplirá 7 años, aunque no sabemos el día ni el lugar porque fue encontrado en una sucia esquina siendo un cachorro.

Es marrón, con cara de zorro mezclado con rata, nariz de payaso, las patas torcidas y una cola agresiva que no va con el resto de su cuerpo. ¡Parece un puzzle!

No le gustamos mucho los gatos, más bien le fastidia nuestra presencia. Nos ignoramos mutuamente, pero si por casualidad al pegar un salto nos aproximamos a él, Ramón se pone a gruñir como un perro difícil.

Es un mimoso y un llorón. Si las cosas no salen como él quiere, se empieza a quejar y cualquier día bajarán todos los santos del cielo a ver lo que está pasando, porque sus caprichos no son normales.

Pero no sólo se lleva mal con los gatos, ¡no! Lo mismo le ocurre con los perros. En casa tenemos también un bull terrier llamado Coco y Ramón es su acérrimo enemigo. Nunca han tenido relación de hermanos, más bien al contrario. Durante la infancia de Coco, más o menos se toleraban y hasta jugaban juntos, pero ésto no duró mucho, porque Ramón empezó a gruñirle, a lanzársele al cuello y a buscar bronca.

Ahora hay que tenerlos siempre separados, por lo que aprovecho a decirle a César Millán, el encantador de perros, que si se pasa por Asturias en mi casa puede hacer una buena labor.

Ramón cambia completamente con los humanos y con los niños no digamos. Es un pelotero, que siempre está dando besos y llorando de emoción cuando ve a alguien que quiere. Todo el mundo lo conoce y es bastante querido, salvo por un vecino que odia a los animales -lo cual es mutuo, porque nosotros sentimos lo propio por él-.

Así que ahora que ya lo conocéis, voy a vestirme de angora turco nazareno, igual que mi padre, igual que mi abuelo.

Chocada de patas.

Seguir leyendo

C9510-317 Exam XK0-001 Dumps 9A0-040 Study-Guide 500-258 IT-Exam 000-299 IT-Exam 132-S-900 Dumps C2140-053 Dumps 1z0-810 IT-Exam HC-035-825-ENU Study-Guide HC-035-510-ENU Study-Guide L50-501 Exam 9A0-314 Study-Guide 1Z0-255 VCE 70-410 IT-Exam C2010-506 IT-Exam 000-N02 C2010-564 PDF BCP-420 Study-Guide P2090-075 Certification 1Z0-869 Exam-PDF E20-805 Exam 1Y0-A05 PDF C_BOSUP_90 VCE 700-702 Certification M4040-503 Certification HP5-H03D VCE 650-669 Dumps 1Z1-591 IT-Exam JN0-343 Certification GB0-183-ENGLISH PDF BCWAP IT-Exam HC-035-510-CHS Dumps 1Z1-048 Certification 000-642 Study-Guide 1Z0-498 Certification TM1-101 Dumps 700-505 Study-Guide C2180-318 Certification HC-831-CHS Exam A2090-045 Dumps HC-035-750-ENU IT-Exam 132-S-712.2 PDF HP2-037 VCE 70-383 Dumps HC-221 Study-Guide HC-035-610-ENU Exam TB0-103 VCE HP5-H05D VCE HH0-270 PDF DC0-120 Certification RH-302 Exam-PDF FI0-461 Exam 132-S-916 Exam HP0-K02 Certification 9A0-087 Exam 000-083 Certification 000-240 VCE